PRESENTACIÓN CULTURAL de Quebrada de Humahuaca y Puna Jujeña

Para sumergirse al interior de la cultura mestiza, aborigen y colonial de la provincia de Jujuy. Un lugar mítico en el corazón de los Andes, donde las comunidades practican aun rituales sincréticos:
Ofrendas a la Pachamama (mes de agosto)
Misachicos: procesiones a la virgen
Señalada de llamas (enero – febrero)
Diabladas y comparsas en carnaval 
La danza de los Samilantes (agosto)

Estadías de encuentros con:

  • Agricultores y ganaderos
  • Artistas y artesanos
  • Las comunidades aborígenes

Venga a descubrir la gran diversidad ecológica y cultural del noroeste Argentino, La Quebrada de Humahuaca fue galardonada por la UNESCO, con el título de Patrimonio de la Humanidad, por la riqueza de su paisaje natural y la autenticidad de su cultura. Es un valle andino, sucesión de oasis de altura, enmarcado de un paisaje mineral de gran contraste donde crecen cactus gigantes. Allí los agricultores mantienen explotaciones agrícolas familiares en donde cultivan la tierra de forma tradicional, arando en algunos casos con bueyes o caballos.
En los valles verdes, las estancias de la época colonial se dedican a la siembra del tabaco, y la cría de vacunos y equinos.
La Puna Jujeña, situada entre 3000 y 4500 metros de altura, es una altiplanicie esparcida de volcanes de mas de 6000 m. Esta zona geográfica alberga una gran variedad de fauna y flora autóctona y una actividad humana original. Los aborígenes Coyas, criadores de llamas, viven en comunidades, compartiendo esos grandes espacios semi desérticos con vicuñas y guanacos salvajes.